Afrontaba Quesos Cerrato en Andorra un partido enormemente complicado. Se enfrentaba al líder de la liga y que cuenta con el mejor jugador en sus filas.

El inicio fue fantástico con una gran defensa y atacando con serenidad el aro rival.

River Andorra anotaba gracias a sus grandes individualidades, en acciones de mérito, pero fallaba situaciones teóricamente mas fáciles.

Albert Moncasi participada activamente en este quinteto titular y daba su mejor imagen. Mientras el capitán Bravo, era el que manejaba los hilos del partido anotando, asistiendo y serenando el juego morado.

Los fantasmas de finales pasadas (y pedidas) rondaban las mentes del equipo andorrano y conscientes de su peso en esta liga presionaban a los colegiados en busca de soluciones a sus problemas.

En este primer cuarto fue impresionante observar las continuas protestas de Trias, Blanc y Peñarroya, incluso la vehemencia de estas, hasta que German Morales, ya cansado advirtió de técnica al entrenador local.

Los cambios defensivos individual-zona 3-2 desconcertó a los locales durante muchos minutos, y no solo en el primer parcial. Pero el trabajo arbitral estaba hecho y el criterio se flexibilizó para la defensa andorrana.

A pesar del buen inicio el primer cuarto finalizó con un 14-21, corto para los méritos morados. El segundo cuarto, ya con el quinteto inicial fuera de pista fue desastroso para Quesos Cerrato que solo fue capaz de anotar 5 puntos en esos diez minutos y lo peor es que las sensaciones que transmitía era de estar completamente fuera del partido.

Solo el orgullo permitió al equipo de Lezkano no estar fuera del partido con mucha antelación, pero tampoco se veía a un equipo con opciones reales de victoria. Un quiero y no puedo constante hasta el último cuarto donde la exhibición de Urko Otegi y el  grito de “Si, se puede” de la afición palentina inquietó levemente a River Andorra que supo responder con autoridad a cualquier acercamiento palentino.

Merecida victoria de los andorranos que supieron jugar todas sus bazas, deportivas y psicológicas, para llevarse un deseado titulo. Con un Trias (MVP) imperial y dominador de todo lo que sucede en la pista y un sorprendente Eric Sánchez.

El caso del base es el más doloroso puesto que aunque siempre se le da bien jugar contra el equipo palentino, no es menos cierto que es el segundo base de Andorra, con poco protagonismo y con bastantes carencias en el manejo del balón.

Análisis Individual: Una afición increíble.

La afición: Quizás decir que casi una hora antes del partido los gritos de apoyo de los aficionados morados atronaban en el Poliesportiu no parezca algo muy destacado. Pero durante los 40 minutos de juego el ruido procedente de la zona palentina no cesó un instante, incluso cuando el equipo a pocos minutos del final se acercaba a 6 puntos el “si se puede” se oía en la pista con gran intensidad.

Una vez finalizado el partido, con el equipo roto por la derrota, se animó si cabe con mayor intensidad como muestra de agradecimiento por haber vivido el sueño de la Copa Príncipe.

Este ejemplo de apoyo fue reconocido por la afición andorrana que aplaudió a los palentinos y también reconocido en rueda de prensa por ambos técnicos.

¡Enhorabuena!

Aficion morada 

 

Guillermo Rejón: Fue el jugador más constante. Intentó echarse al equipo encima cuando peor pintaban las cosas durante el tercer cuarto. Intentó levantar el ánimo del equipo tanto en pista como en banquillo durante todo el partido.

Urko Otegi: Esforzado y descentrado con los árbitros como los últimos partidos hasta el ultimo cuarto. Sus últimos 10 minutos fueron simplemente espectaculares echándose el equipo a la espalda y anotando los 15 puntos de Quesos Cerrato en el cuarto final.

Copa subcampeón

Carles Bravo: Gobernó el partido durante los primeros diez minutos, después desapareció.

Albert Moncasi: Muy buen inicio de partido. Unos errores en ajustes defensivos le llevaron al banquillo y ya cuando salió, no volvió a ser el del inicio.

Quique Garrido: Saliö en el peor momento para Quesos Cerrato y el equipo dejó de dominar en el marcador. Su aportación a partir de mediado el tercer cuarto hasta el final, fue bastante buena.

Xavi Forcada: Como todo el equipo, comenzó bien pero a Forcada también le sentó mal el paso por el banquillo. Durante el tercer cuarto se le vio mentalmente fuera del partido y fue sustituido por Garrido.

Nick Barbour: A pesar de sus 8 puntos, no fue el bombardero que se esperaba y falló sus cinco lanzamientos de tres puntos.

Miqui Feliu: Preocupante actuación de Feliu. Desde el calentamiento se le observó preocupado por no anotar y en el partido siguió la misma dinámica. Su aportación defensiva fue correcta, pero de un jugador como el se espera mucho más.

Necesita el apoyo de la afición para sacar toda la calidad que atesora.

Roger Fornas: Una vez más, Andorra es una pista maldita para él. Si en liga hizo una valoración muy negativa en esta final la repitió, con errores desde posiciones en las que habitualmente es letal.

Charles Abouo:No aportó nada en los pocos minutos que disputo.

Ahora queda por delante una importante labor para Natxo Lezkano. Recuperar anímicamente al equipo, y en especial a jugadores como Barbour y Feliu de cara al importantísimo partido de A Coruña.

Rueda de Prensa Peñarroya y  Lezkano:


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por BauHauss
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
  • MINOS

    Tenemos un grabe problema en defender las penetraciones, ya el bregan nos gano asi, el Oviedo también y ahora el andorra


  • Enhorabuena al equipo y a los que os desplazasteis y disteis todo animando!!! Desde aqui disfrutamos muchisimo a pesar de la derrota, asi que desde alli, ni me lo imagino.

    VAMOS MI PALENCIA VAMOS CAMPEON!

Mira además

Urko Otegi sigue siendo el líder en la pista

El domingo Chocolates Trapa Palencia sumó una nueva derrota en un partido en que con un po…