Adnan Omeragic es una de las últimas incorporaciones a la plantilla del Chocolates Trapa Palencia en la temporada 2018/19. El canario comenzó en la cantera del FC Barcelona y después fichó por el Iberostar Tenerife, donde llegó a debutar en ACB. Con su llegada a Palencia, el joven alero quiere dar un salto de calidad en su carrera y demostrando que es un luchador que va a dejarlo todo en las canchas.

Comienza su carrera en la cantera de un equipo puntero como el FC Barcelona,el sueño de cualquier jugador, ¿cómo recuerda esa época?

Guardo un recuerdo muy especial de aquellos años. Siendo muy joven, con 15 años, me surgió la oportunidad de ir a la nueva Masia, que además ese año se inauguraba. Es una de las mejores canteras de España y cuando me ofrecieron esta posibilidad, no pude decir que no. Aunque fue un poco duro irme de casa tan joven y alejarme de mi familia y mis amigos, fueron unos de los mejores años de mi vida.

Luego ficha por el Iberostar Tenerife y, aunque juega con el Naútico, debuta con ellos en ACB. ¿Cómo fue la experiencia?

Me surgió la oportunidad de volver a casa, encima fichando por el Iberostar Tenerife que era un equipo que tenía ya un gran nivel. Estaban jugando en ACB, se clasificaron para la Copa del Rey, rozaban los play-off… cuando me llamaron y me dieron la oportunidad de fichar con ellos y estar vinculado al Naútico de EBA para poder tener minutos, ni lo dudé. Entrenaba con un ACB, estaba en casa y además, hace dos años pude debutar con ellos en ACB en el partido que nos clasificaba para la Copa del Rey delante de mi gente… ¡Fue un sueño hecho realidad!

Y este año surge la oportunidad de llegar a un equipo de LEB Oro como es el Chocolates Trapa Palencia. ¿Qué le hace decidirse a llegar aquí?

La oportunidad de Palencia llega casi al final del verano. Yo este año me planteaba dar un salto de calidad, dejar de competir en EBA y buscar un proyecto de LEB que me convenciese y entonces el Chocolates Trapa Palencia que tenía ya prácticamente cerrada la plantilla me ofreció esta oportunidad y la acepté encantado. Con la afición que tiene, las instalaciones, la gran plantilla que han hecho, el entrendor… son un cúmulo de hechos que me han hecho decidirme.

Usted ya había coincidido con Alejandro Martínez en una etapa anterior, ¿verdad?

Sí, a Alejandro ya lo conocía, de hecho él quiso que yo viniera aquí, estuve bastante tiempo haciendo entrenamientos específicos con él y guardaba un gran recuerdo de él, así que eso también me ayudó a decidirme a venir.

¿Qué le dijo cuando fichó por el Chocolates Trapa?

Cuando hablé con él me estuvo explicando cómo era el equipo, ya que estaba toda la plantilla ya fichada, me explicó los objetivos por los que quería luchar esta temporada y también hablamos un poco de cómo era la ciudad, qué me iba a encontrar en Palencia… me estuvo dando algunos consejos para que me adaptase más rápidamente.

¿Cómo te defines como jugador?

Creo que soy un jugador polivalente. Puedo alternar en las posiciones de alero y ala-pívot si es necesario. Una de mis cualidades es que soy muy físico, trabajador, capaz de rebotear… Creo que, sin destacar especialmente en nada, puedo ayudar al equipo en todas las facetas.

¿Qué esperas de esta temporada?

En el plano individual quiero seguir creciendo como jugador, aprovechar esta oportunidad de aprender en la segunda liga nacional, seguir aprendiendo cosas, empezar a competir con gente que lleva bastantes años en esta liga para poder aprender de ellos. Y en el plano colectivo quiero, como mínimo, lograr lo mismo del año pasado, aunque se que es difícil conseguir llegar a unas semifinales de play-off, pero creo que podemos competir y que cuando los rivales lleguen aquí piensen, ¡madre mía contra qué equipazo nos tenemos que enfrentar!.

Para terminar, ¿algún mensaje que quiera dar a los seguidores del Chocolates Trapa Palencia?

Decirles que estos últimos años que les he seguido sé que han sido una de las mejores aficiones de la LEB Oro, que sigan así porque al equipo eso le ayuda un montón. Que sean nuestro sexto jugador y que sigan siendo nuestro gran apoyo porque juntos vamos a lograr que sea un gran año.