Urko, el mejor de los palentinos, aunque acabó agotado
Urko, el mejor de los palentinos, aunque acabó agotado

Quesos Cerrato Palencia 64 – Ford Burgos 69

Estadísticas
Vota al mejor de Quesos Cerrato Palencia en el Trofeo Basket Morao

Derrota del equipo palentino que pone el 1 a 1 en la eliminatoria pasando el factor cancha a tierras burgalesas tras un inicio en el que los burgaleses dominaron con un gran tercer cuarto de los palentinos y un buen inicio del último que hizo albergar muchas esperanzas de victoria, pero en los últimos seis minutos se acabó la gasolina y Burgos aprovechó la permisividad defensiva para dar la vuelta al marcador con un parcial de 0 a 12.

La presentación del partido estuvo ambientada con un espectacular tifo de la Peña Basket Morao que cubrió las cuatro gradas de morado, dando el digno ambiente que se espera de una final de la Adecco Oro y que en no demasiadas canchas se puede ver, incluso en ACB.

Como se esperaba, el guión del segundo partido de la serie final varió totalmente, aunque el inicio de partido fue similar al del pasado viernes con un 4-0 de salida que recortaba Xavier con un triple para posteriormente anotar Forcada una espectacular canasta tras recibir el balón en el aire y a una sola mano, depositar el balón en bandeja. Espectacular.

De nuevo la Peña Basket Morao sorprende a todos cubriendo todas las gradas de morado
De nuevo la Peña Basket Morao sorprende a todos cubriendo todas las gradas de morado

Pero Burgos había aprendido la lección del primer encuentro, sabían que para parar a Palencia debían endurecer su defensa y así lo hicieron, con mucho contacto en cada bloqueo palentino o en ataque, atacando el bloqueo. Además los burgaleses dominaban el ritmo y tras un nuevo triple de Xavier, muy activo durante los dos primeros cuartos, comenzaba un periodo de dominio visitante que se prolongaría hasta el descanso.

Burgos no dejaba lanzar con comodidad a los palentinos y poco a poco se iba marchando en el marcador y con 10 a 17, Lezkano tenía que pedir el primer tiempo muerto del partido. Reaccionaban los colegiales tras tres tiros libres de Barbour que recibía falta de Pep Ortega, pero Burgos seguía dominando y se ponía con diez de ventaja a falta de algo más de un minuto.

Los palentinos se situaba en zona durante esos últimos instantes de cuarto y ahogaban momentáneamente a los locales que se comían una posesión, y Palencia llegaba con 7 por debajo a final de los diez primeros minutos, 16 a 23.

El segundo cuarto comenzaba de la misma forma, los de Casadevall mandando, y los palentinos sufriendo en cada ataque para anotar, por lo que la renta de los burgaleses se iba ampliando hasta llegar a los 11 a falta de 6:26 para el final del cuarto, 17 a 28, pidiendo tiempo muerto Lezkano.

El partido daba un giro a partir de entonces, los de Lezkano comenzaban a poner el mismo nivel de dureza que Burgos, y la sangría se iba reduciendo poco a poco. Por los palentinos Rejón y Urko se las veían y deseaban con la dureza de Coppenrath y Ortega.

Se entraba en los dos últimos minutos intentando bajar de los 8 – 10 de ventaja, y en ese momento Urko y Rejón daban aire a los palentinos mientras que por Burgos, solo Coppenrath veía aro. A falta de algo menos de un minuto, en plena reacción palentina, comenzaba el show de los colegiados de faltas en ataque señaladas a los palentinos, con una de Feliu en la que los colegiados no ven el agarrón de Antonio Peña.

Un triple de Bravo a 20 segundos del descanso, daba vida a un Palencia que a pesar de no haber jugado bien en los primeros 20 minutos, llegaba solo 6 abajo al descanso, 29 a 35.

De vuelta de vestuarios el partido daba un giro. Palencia ya sí que estaba al nivel defensivo propuesto por Burgos, y tras un par de intercambios de canastas, una nueva falta sobre el triple de Barbour daba el pistoletazo de salida a la reacción palentina.

Cada rebote, cada ataque, cada defensa,... una lucha sin cuartel
Cada rebote, cada ataque, cada defensa,… una lucha sin cuartel

A partir de ese momento se vieron minutos igual de intensos que en el partido del viernes, ahogando las líneas de pase de Burgos, y encontrando buenas posiciones de tiro. Rápidamente los palentinos se ponían a solo dos puntos tras un triple de Feliu y precisamente el alero colegial era perseguido por los colegiados ya que en apenas algo más  de un minuto desde su triple, le señalaban tres faltas, una en ataque y dos defensivas, por lo que se tenía que ir al banco con 4 y con un enorme mosqueo y con la afición comenzando a calentarse con los colegiados.

Aun así la reacción palentina continuaba, se fallaban varias oportunidades de empatar el partido pero Rejón empataba a 41 a falta de seis minutos. El avance palentino se frenaba momentáneamente y a dos minutos para el final de cuarto, Lezkano pedía tiempo muerto porque Burgos se había vuelto a ir de 7.

Los dos últimos minutos eran un monólogo palentino, robo, contrataque y canasta con un protagonista, Urko Otegi, que comandaba dos minutos locos en los que se daba la vuelta al marcador, con triple incluido del pivot colegial para llegar a los diez minutos finales ya por delante, 54-53.

El buen momento de los palentinos seguiría durante los primeros minutos del cuarto, llegando a tomar una ventaja de 7 puntos, 64 a 57, pero las fuerzas parecían desaparecer y dos pérdidas o robos de los visitantes, propiciaban la reacción de los de Casadevall que durante los últimos 6 minutos, no dejaron anotar a los palentinos.

Palencia lo intentaba todo, pero entre la cerrada zona de Burgos, la penalización excesiva de los colegiados en ataque a los palentinos, el bajón físico dado y la poca frescura de ideas finales, permitían a los burgaleses llevarse la victoria y cambiar el factor cancha a su favor.

Palencia pagó caro el mal inicio de partido y le costó igualar la dureza defensiva de Burgos que fue minando con ello las fuerzas a los palentinos que llegaron asfixiados a los últimos minutos, pero toca levantarse porque la eliminatoria solamente se ha empatado y se ha demostrado que Palencia está al nivel de los burgaleses.

Si el viernes se decía que el domingo era otro partido diferente, ahora se puede aplicar la misma frase y el próximo viernes en Burgos, el partido tampoco tendrá nada que ver con el de este domingo. Las fuerzas están igualadas.

La Peña Basket Morao organizará viaje a Burgos tanto para el viernes como para el domingo y en cuanto se conozcan los precios que ha dispuesto la directiva de Burgos, lo anunciaran en su web, y por supuesto, también informaremos en nuestra web.

Hoy Abouo no estuvo al nivel del viernes
Hoy Abouo no estuvo al nivel del viernes

Lo mejor: Partidazo de Urko, culpable de la remontada de los palentinos en los últimos instantes del tercer cuarto, luchando por cada centímetro de la zona. Bravo estuvo a buen nivel defensivo y anotó tres triples en momentos fundamentales, como al descanso, o en el tercer cuarto aunque se echó en falta a un Garrido que el viernes estuvo a un gran nivel.

El tifo montado por la Peña Basket Morao, de nuevo sorprendiendo a todos y en esta ocasión con la colaboración del público palentino que también animó con fuerza aunque acabó resignado pero despidiendo al equipo con una grandísima ovación al grito de Sí, se puede, …. porque es así.

Lo peor:Faltó frescura física y de ideas en los palentinos lo que provocó dos pérdidas consecutivas que propiciaron la reacción de un Burgos que no desaprovechó el regalo cuando estaban casi muertos. El primer tiempo muerto de Natxo llegó tarde y se podía haber aprovechado además para introducir cambios de jugadores como Urko que lo pedían a gritos y que no habían podido ser cambiados ya que no lo había permitido el juego.

A veces no se entiende qué criterio se usa para señalar falta. Los colegiados se inhibieron durante muchas fases del partido permitiendo a ambos equipos defender duro, pero sin embargo se castigó a Palencia con numerosas faltas ofensivas, principalmente en los últimos cinco minutos, en acciones similares como las protagonizadas por Coppenrath, Ortega o Peña. Estaría bien que se aclararan un poco.

Galería de imágenes


Comentarios de Facebook

  • Uno del montón

    Creo que el punto de inflexión del partido fue la anulación por “pasos” de un mate de Urko que robó el balón en la defensa y se fue corriendo hacia el aro del Burgos. A partir de ahí, el evidente cansancio y los árbitros, especialmente uno, obsesionado con los contactos que hasta entonces habían pasado por alto. Y como siempre, el Sr. Casadevall haciéndose el mártir cuando va perdiendo y el prepotente cuando gana.

  • Por_Determinar

    Los árbitros creo q no son, en este caso, culpables de la derrota pero influyeron negativamente dando barra libre a Burgos al final del partido. Copperanth reparte q da gusto y la tienda de campaña la tiene montada de forma permanente ataque tras ataque, exageran los contactos…nosotros no somos unas monjas precisamente pero a Burgos se le dejó dar más leña. Me quedo con q haciendo un partido bastante flojo y con jugadores q no tuvieron su día como Barbour (tampoco es novedad), Fornas o Garrido apunto se estuvo de ganar.

  • Cierto

    El ultimo tiempo muerto llego demasiado tarde Natxo , tanto cuesta pedir un tiempo muerto ? les dejamos entrar en el partido al final y eso se paga ( confianza Para burgos y desconfianza de los nuestros ) , para mi fue una de las claves de la derrota

  • amoratao

    ¿cuantas faltas pitaron a Burgos en el último cuarto y especialmente en los últimos 5 minutos? Con eso queda dicho todo…

También te podría gustar

Confirmado el cuerpo técnico que acompañará a Joaquín Prado

Palencia Baloncesto ya cuenta al completo con el cuerpo técnico que acompañará a Joaquín Prado en esta renovada temporada donde Tino Ugidos continuará como segundo técnico de los colegiales y donde destaca la llegada de Roberto Camacho que durante dos temporadas ha sido el preparador físico de Lleida. Omid, y la vuelta de Javi Salamanca completan el cuerpo técnico.