Justo, uno de los mejores de Palencia, junto a MCDowell
Justo, uno de los mejores de Palencia, junto a MCDowell

Quesos Cerrato Palencia 79 – CB Prat Joventut 77

Estadísticas

Vota al mejor del Quesos Cerrato Palencia en el Trofeo Basket Morao

Se temía este partido post Copa Príncipe; muchos equipos ganadores de la copa habían caído tras lograr el triunfo copero e incluso Natxo Lezkano lo había avisado en la previa, los jugadores lo habían comentado también pero el frío inicio del partido del Quesos Cerrato Palencia le llevó a estar siempre a remolque, ya que tras perder el primer parcial, ganó todos los demás, y en la prórroga logró una victoria que dará que hablar por la última jugada del partido, a unas décimas del final, y que pareció falta.

Palencia inició el partido muy frío, tanto defensivamente como ofensivamente, y aunque en los primeros cinco minutos se mantuvo cierta igualdad, las sensaciones no eran buenas con demasiados tiros cómodos fallados o que se salían de canasta.

Con Abalde haciendo daño por fuera y Nikolic haciendo daño por dentro y varias puertas atrás consecutivas del pivot de Prat, solo la respuesta de Quinn McDowell mantenía a los colegiales cerca del marcador pero tras un nuevo fallo defensivo palentino, a algo menos de tres minutos para el final del primer cuarto, Lezkano pedía tiempo con 11 a 15.

Partidazo de Quinn
Partidazo de Quinn

Lejos de mejorar, CB Prat ampliaba rápidamente la ventaja con un 0 a 8 y tenía que ser de nuevo McDowell el que daba aire a los colegiales con un triple para llegar al final del cuarto con una canasta sobre la bocina de Sans y 16 a 25 para los visitantes.

El inicio del segundo cuarto marcaba la máxima diferencia para los de Julbe que llegaría a ser de 12 puntos, pero lo peor para los palentinos llegaba con la lesión de Oliver Arteaga en el inicio de este cuarto, una lesión que podría dejarle fuera de las canchas varias semanas y que este partido lastró sobremanera las rotaciones del juego interior.

Lezkano optaba por situarse en zona y a partir de ahí, con el cierre del rebote, comenzaba la recuperación de los palentinos con un parcial de 10 a 0 (29 a 31) que metía por fin de lleno en el partido al equipo y a la grada.

Si durante los diez primeros minutos había transcurrido con normalidad en cuanto al arbitraje, en los siguientes diez comenzó a ser primero desconcertante y después indignante para la afición palentina.

Hampl, tras la lesión de Arteaga se había convertido en el referente interior palentino, y además realizando un gran labor tanto defensiva como ofensiva pero siendo fruto siempre del diferente criterio arbitral y sufriendo una técnica a poco del descanso cuando tras anotar y caerle el balón en la mano, simplemente lo apartó. Tercera personal y al banquillo.

Los pratenses se beneficiaban de esta señalización para llegar al descanso con 7 de ventaja, 35 a 42, los palentinos habían mejorado algo, pero no lo suficiente.

Hampl fue otro de los destacados
Hampl fue otro de los destacados

De vuelta de vestuarios la dinámica no parecía cambiar, cada canasta palentina era devuelta por los visitantes, hasta que de nuevo aparecía de forma salvadora Quinn McDowell con sus acciones.

A cuatro minutos del final otro triple de McDowell situaba a los palentinos a tres, 45 a 48, y con los de Julbe ya menos confiados en sus acciones, con menos ritmo, y de nuevo McDowell anotaba un triple para empatar el partido a 48.

Poco le duraría la alegría al equipo colegial porque de nuevo se ponía por delante en el marcador llegando al final del tercer cuarto solo uno por debajo, 50 a 51.

Los últimos diez minutos eran un quiero y no puedo de los de Lezkano, acercándose y alejándose, con problemas para anotar con McDowell con 4 personales en el banco pero comenzaba a surgir la figura del secundario de lujo, Guille Justo, que de nuevo, como en la Copa, se convertía en el héroe de los últimos minutos y a tres minutos del final anotaba un gran triple que ponía a Palencia por delante, 61 a 60, teniendo que pedir tiempo muerto Julbe.

Palencia lograba incluso tener tres puntos de ventaja pero Prat reaccionaba de la mano de Ros y un gran Abalde. Quedaban 45 segundos y Natxo pedía tiempo muerto, Palencia solo tenían dos faltas y dos Prat, y los colegiales se la jugaban a hacer faltas hasta entrar en bonus.

Abalde, un jugadorazo
Abalde, un jugadorazo

El mejor de los pratenses, Abalde, iba al tiro libre pero fallaba el primero y anotaba el segundo para tomar tres de ventaja. En la jugada decisiva Fornas fallaba el triple pero cogía su propio rebote y pasaba a Forcada que desde el 6’75 empataba el partido a falta de 17 segundos.

Abalde cometía pasos a falta de dos segundos e incluso Palencia tenía la oportunidad de anotar la última jugada pero Justo fallaba. Se iba a la prórroga con 66 a 66.

El tiempo extra lo iniciaba mal el conjunto palentino, Prat volvía a tomar ventaja de cuatro puntos, pero un gran Justo con tres triples consecutivos mantenía a los palentinos en el partido, empatando posteriormente Urko desde el tiro libre.

A falta de 36 segundos para el final del tiempo extra y tras fallar su tiro Alex Ros, el equipo visitante cometía falta sobre Fornas y por fin entraba en bonus. Al bravo ala pivot colegial no le temblaba el pulso y ponía dos por delante a los palentinos.

Quedaba tiempo para una última acción y ahí llegaría la polémica. Martí fallaba su lanzamiento pero Prat tenía 9 segundos al ganar el rebote y debajo del aro, casi sobre la bocina de fin de partido, con dos jugadores de Palencia encima, un jugador de Prat parecía recibir falta, al menos así pareció desde la distancia, pero los colegiados se desinhibían de la jugada y finalizaba el partido con victoria palentina recorriendo el pabellón un prologando suspiro de alivio.

Seydou tuvo unos minutos ante su ex equipo
Seydou tuvo unos minutos ante su ex equipo

Palencia venció con una pequeña dosis de suerte dentro de la mala suerte que está teniendo en el apartado físico, con la nueva lesión de Arteaga. Venció pero no dejó una buena sensación, aunque tras las dos derrotas consecutivas, el título de Copa y esta victoria, son un buen bálsamo reparador.

Lo mejor: La mejor noticia fue la victoria. Dos jugadores destacaron por encima de los demás, Quinn McDowell y Guille Justo. El primero porque ha realizado uno de sus partidos más completos, con tres primeros cuartos simplemente espectaculares que mantuvieron a Palencia en el partido, y en el caso de Guille Justo porque con sus triples salvadores volvía a ser uno de los héroes del Palencia, como en la Copa, salvando a Palencia de una derrota en la prórroga.

Lo peor: No fue un partido de buenas sensaciones, un mal primer cuarto, frío, con imprecisiones, en el que poco a poco se fue mejorando pero volviendo a fallar canastas cómodas o con mala suerte con unos cuantos tiros que se salieron del aro. Ese sigue siendo el gran problema de Palencia, la falta de acierto por dentro.

La lesión de Arteaga fue la peor noticia del partido, seguro que se perderá el partido ante Oviedo y hasta que no se le realicen las pruebas no se conocerá el alcance de la lesión. Palencia sigue sumando bajas.

Si en los diez primeros minutos el partido había sido cómodo para los colegiados, a partir del segundo cuarto se complicaron tanto el partido que fueron incapaces de tomar buenas decisiones. Una lástima que aquellos que se atreven a opinar en las redes sociales sobre la última jugada del partido, como el jefe de prensa de Breogán o el ex técnico Rubén Perelló, por poner un ejemplo, solo hayan podido ver el tiempo extra y no el partido completo.

Galería de imágenes


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
  • @valandilpa

    Bien por libre EX-ENTRENADOR, en cuanto al otro… A cualquiera se le puede llamar jefe de prensa… Por cierto, supongo que los que dicen que Fornas al mínimo falla va al banquillo hoy estarán calladitos.

Mira además

Repaso a las imágenes del baloncesto palentino, 18 y 19 de Noviembre

Repasamos las imágenes del fin de semana de baloncesto palentino, centrados en los encuent…